Por qué el ejercicio físico beneficia a las personas con diabetes 

 

El ejercicio físico se recomienda para las personas con diabetes, pero sus efectos en los diferentes depósitos de grasa en el cuerpo no están claros, según el autor principal del estudio, Hildo J. Cordero, MD, del Departamento de Radiología de ‘Leiden University Medical Center’, en los Países Bajos.

Para la nueva investigación, el doctor Cordero y sus colegas evaluaron los efectos del ejercicio sobre la acumulación de grasa en órganos específicos y la función cardíaca en pacientes con diabetes tipo 2, independientemente de cualquier otro estilo de vida o cambios en la dieta.

Los doce pacientes, con una edad media de 46 años, fueron sometidos a exámenes de resonancia magnética antes y después de seis meses de ejercicio de intensidad moderada por un total de entre 3,5 y seis horas por semana: con dos de resistencia y dos sesiones de entrenamiento de resistencia. El ejercicio físico de bicicleta culminó con una expedición de trekking de 12 días.

Los resultados de resonancia magnética mostraron que, a pesar de que la función cardíaca no se vio afectada, el programa de ejercicios condujo a una disminución significativa en el volumen de grasa en el abdomen, el hígado y alrededor del corazón, todos ellos relacionados previamente con un mayor riesgo cardiovascular.

Los hallazgos apuntan a un papel importante de la imagen en la identificación de un tratamiento adecuado para los pacientes con diabetes tipo 2, que la Organización Mundial de la Salud sitúa como la séptima causa de muerte en el mundo en 2030.