El objetivo de la educación de las personas con diabetes es mejorar el conocimiento y las habilidades, capacitándolas para asumir el control de la enfermedad e integrar el autocontrol de la enfermedad en la vida cotidiana.

Los objetivos específicos de la educación son conseguir mejoras en las siguientes áreas

  1. Control de factores de riesgo, incluidos glucemia, lípidos, presión arterial y tabaquismo.
  2. Manejo de complicaciones asociadas a la diabetes.
  3. Cuidados del pie diabético.
  4. Calidad de vida.
  5. Control glucémico.
  6. Involucrar al paciente en sus propios cuidados y favorecer su autonomía (autocontrol).
  7. Promoción de hábitos saludables: dieta, control del peso y ejercicio físico.
  8. Adherencia a la medicación